Noticias Destacadas

Loading...

sábado, 10 de noviembre de 2012

Marcos Pérez Jímenez y el Esequibo


El General Pérez Jímenez
en su libro "El Decálogo de la Vergüenza"
nos brinda un análisis de la incapacidad 
de los gobiernos llamados democráticos para 
impedir la perdida de gran parte del territorio nacional
haciendo especial énfasis en el Esequibo
y el Golfo de Venezuela, sin perder vigencia 
en el actual momento político.



INCAPACIDAD PARA LA RECUPERACIÓN Y DEFENSA TERRITORIALES

Para las colectividades que poseen genuino espíritu nacionalista, la preservación del patrimonio territorial es misión de primerísima importancia. Y si por cualquier circunstancia se pierde parte de ese patrimonio, todas las voluntades y los esfuerzos se aúnan para la recuperación.
Venezuela ha sido víctima de los geófagos en tal grado que en aproximadamente siglo y cuarto la han desposeído más de una cuarta parte de su territorio, dejándola, de paso, sin Sur-Oeste. Y esto -hay que manifestarlo aun cuando duela- sucedió ante la indiferencia de los gobiernos y generaciones que no sintieron el deber de derramar una gota de sudor ni de sangre para impedirlo, y si derrocharon torrentes de estos-como ahora se derrochan torrentes de palabras- en estúpidas luchas internas.
Durante el ejercicio de gobiernos llamados democráticos, Venezuela no solamente ha perdido la oportunidad de recuperación del territorio del Esequibo, que ya estaba al alcance de nuestras posibilidades, sino que ha permitido y estimulado-aun cuando ahora se aparente lo contrario-discusiones sobre la pertenecía de zonas de nuestro ya menguado patrimonio territorial.

INCAPACIDAD PARA LA RECUPERACIÓN Y DEFENSA TERRITORIALES
DATOS ACTUALIZADOS

Durante 28 años, estos gobiernos de la antidemocracia, no han recuperado ningún territorio, pero si hemos estado amenazados por los vecinos estimulados por la complicidad de algunos venezolanos poderosos, pero dentro del sistema partidista. Nuestra historia es lamentable en esta materia, por que han sido los mismos venezolanos quienes han ido a vender o a regalar nuestra soberanía, como es el caso del reconocimiento a la independencia de Guyana, enclavada en parte de territorio venezolano, lo cual fue refrendado por  otro gobierno de la antidemocracia, con el protocolo congelante de Puerto España. Igual vergüenza sufre el pueblo venezolano  en 1941, cuando se acepta el chantaje del poder militar colombiano y se entregan vastos territorios soberanos. Y hace poco tiempo, otro gobierno del Sistema Partidista antidemocrático, pretendió parcelar y entregar el Golfo de Venezuela, desconociendo los Tratados y renunciando a la soberanía de Los Monjes, donde fue izada la bandera nacional por el General Pérez Jímenez hace 34 años, respaldado por la voluntad del pueblo venezolano y por las Fuerzas Armadas. ¿Por qué se hizo la reafirmación de la soberanía de Los Monjes? Porque había un gobierno nacionalista que confiaba en su pueblo  y en sus F.A.N y ese gobierno tuvo la intención y demostró la posibilidad de hacerlo y de lograrlo. Hoy no hay dignidad ni voluntad para consolidar aquella posición amenazada, aunque los orates del sistema han empuñado las armas de la algarabía, no para atacar al enemigo, sino para justificarla sesiones de territorio, en beneficio de una fraternidad caínica, cuya meta es sacrificar reiteradamente al débil y postrado Abel venezolano.



Extraído del libro: "General Marcos Pérez Jímenez: Mensaje al Pueblo Venezolano-El Decálogo de la Vergüenza (1986)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada